La pica: El deseo irresistible por comer cosas NO nutritivas

La Pica (alotriofagia) es un trastorno de la conducta alimentaria característico de la infancia, que a pesar de que había sido considerado como una enfermedad, hoy en día se sabe que es un síntoma de un trastorno alimenticio y que ha sido documentado desde la antigüedad. Según los expertos determinan que el hecho de llevarse a la boca y chupar sustancias incomestibles, se considera anómalo a partir de los 18-24 meses de edad.

La pica afecta sobre todo a niños con un desarrollo neurotípico y desnutridos, mujeres embarazadas, personas con discapacidad intelectual, niños con autismo, personas que padecen trastornos del desarrollo, enfermos mentales y otros grupos. También puede aparecer por antecedentes familiares del desorden o por disturbios psicológicos originados en una infancia en un hogar muy pobre y con una carencia grande de afecto y en contadas ocasiones en personas bulímicas y anoréxicas.

La importancia de hablar de este tema radica en que muchas veces el paciente no acude por este síntoma, ya que le da mucha vergüenza hablar de este tema por lo cual no lo comenta y el médico tampoco lo pregunta por lo que pasa muchas veces desapercibido y se asocia con otra enfermedad de base. Es por ello que en el siguiente artículo te explicaremos todo lo relacionado a este tema.

¿Qué es la pica?

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V), en un trastorno de la ingestión y de la conducta alimentaria; este término es una variante de un tipo de trastorno alimentario en el que existe un deseo irresistible de comer o lamer sustancias no nutritivas y poco usuales como tierra, tiza, yeso, hielo, virutas de la pintura, bicarbonato de sodio, almidón, pegamento, moho, cenizas de cigarrillo, papel o cualquier otra cosa que no tiene, en apariencia a ningún valor alimenticio.

¿Por qué se produce la pica?

El trastorno de pica ha sido estudiado por pediatras, ginecólogos, dermatólogos, psiquiatras, psicólogos, nutricionistas, antropólogos, etc., por lo que se ha interpretado como un trastorno de conducta y alimentario pero realmente la causa de la pica es desconocida. Pero sí existen algunos factores de riesgo a tener en cuenta, los cuales pueden favorecer la aparición de la pica, los cuales son:

  • La pobreza
  • El abandono
  • La falta de supervisión de los padres, en niños y discapacitados.
  • Falta de hierro (les ha inducido al aumento de la pagofagia (consumo de hielo), revirtiendo la situación después de corregir el déficit. Durante el embarazo, mujeres anémicas han cedido la pagofagia después de tratar con hierro y no con placebo)
  • Falta de zinc

Aun pareciendo que la pica se resuelve corrigiendo la falta de hierro en el organismo, queda por investigar y explicar el motivo por el cual se produce este mecanismo. La explicación psicológica más aceptada es que la pica es una conducta aprendida, reforzada ambientalmente, con la finalidad de conseguir atención, evitar situaciones desagradables, conseguir cosas concretas o autoestimularse. Este último caso parece el más frecuente. El aprendizaje de este trastorno también puede ser por imitación de otros individuos o incluso de mascotas.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico de pica se establece cuando se cumplen los criterios del DSM-IV-TR o de la CIE-10, durante la intervención terapéutica del paciente. Luego se intentan determinar los factores etiológicos y las posibles complicaciones, mediante antropometría, análisis y evaluación de la ingesta.

  • Laboratorios: como una hematologia completa para ver si existe un déficit de hierro, niveles de ferritina zinc y plomo
  • Examen de heces: para descartar presencia de parásitos
  • Radiografía: en caso de ingestión de cuerpos extraños
  • Consultas con el psicólogo o psiquiatra: El análisis funcional de la conducta, en niños y discapacitados intelectuales, puede ser clave para el tratamiento psicológico. El 20-30 % de discapacitados intelectuales de instituciones, tienen un trastorno psiquiátrico asociado.

Las familias de los afectados deben ser informadas sobre el trastorno y sus consecuencias. Observación de la conducta, vigilancia, prevención, son pasos fundamentales y en ocasiones los únicos con discapacitados intelectuales, para obtener un buen tratamiento. Si se demuestra una carencia de micronutrientes hay que tratarla inmediatamente, así como la causa que la pueda producir.

¿Cual es el tratamiento de la pica?

  • Administración de suplementos nutricionales.
  • Suministro de fármacos para así controlar algunos factores como los antojos, el estrés o la depresión.
  • Asesoramiento psicológico.
  • Terapia para corregir el comportamiento y las conductas.

Si no desaparece el síndrome es necesario intentar convencer al paciente a que abandone la práctica de éste o incluso, en el peor de los casos, que tome precauciones acerca del lugar del que consume, buscando así en zonas no contaminadas o cocinar antes de ingerir.

De todas formas, no existe un patrón único de tratamiento. Es imprescindible la acción de un equipo profesional que estudie y tenga en cuenta factores biológicos, psicológicos y sociales.

Los expertos en psicofarmacología afirman que no hay ningún fármaco concreto que elimine este síndrome. Incluso ellos no aconsejan ninguno pero, en caso de elegir, escogen los inhibidores de la recaptación de serotonina.